////

Habitación de la Banca

Se encuentra situada en la planta baja, contigua a la portá de entrada de carruajes y único acceso a la casa en sus primeros tiempos. Otrora (hace siglo y medio) era una cocina y la entrada al primer dormitorio, las tres únicas habitaciones de la casa. Y en esa cocina había una banca tradicional manchega de doble uso: asiento frente al fuego y cama del pequeño de la familia, Santiago, una banca a la que debe su nombre.

Consta de dos camas antiguas, restauradas por una maestra artesana, de 110 cm, baño propio con ducha en el interior de la habitación. Dispone también de televisión, antigua cómoda restaurada y mesita auxiliar. Tiene ventanas a la calle y a un patio interior.

Desayuno opcional por 4 euros.